La nueva era de Mawi

La firma londinense de Joyas Mawi es una nueva marca de joyería que sorprende a todo el que la descubre por primera vez con sus novedosos diseños llenos de color, lujosos, atractivos y supermodernos. Algunos modelos con una clara inspiración étnica realmente subyugante con piezas de jade y perlas, otros totalmente futuristas y Art Deco. Mawi estuvo presente en la London Fashion Week con su nueva colección otoño invierno 2012 y sus impresionantes diseños que dejaron a la audiencia totalmente enamorados de sus nuevos diseños.

“Trascender en el presente buceando en el pasado y mirando al futuro, en ésa compleja dimensión temporal se mueve Mawi Keivom y ése es el secreto de las joyas que diseña y que todo el mundo quiere.”  La nueva era de Mawi Foto 12

Empezando por arriba y en el sentido de las agujas de reloj: collar de la colección Punk Rajah Retrospective, la diseñadora Mawi Keivom, un detalle de su tienda de Londres y dos rincones de su estudio.

Después de estudiar diseño de moda en Nueva Zelanda, Mawi trabajó en el estudio de Isaac Mizrahi en Nueva York. De ahí se mudó a Londres, donde decidió lanzar con su socio y marido, Tim Awan, una marca de joyas con su nombre. El éxito no tardó en llegar, en 2003 la marca consiguió el premio New Generation Award que se concede durante la London Fashion Week, una distinción que la marca ganaría durante 3 años consecutivos, y los mejores espacios multimarca, como Selfridges, Barney´s, Liberty y Browns, comenzaron a solicitar sus colecciones.

Las joyas Mawi son productos con una excelente relación calidad precio si tenemos en cuenta que es joyería de alta calidad y que un collar se sitúa sobre los 800$ que no es un precio barato, pero tampoco se dispara con el diseño que obtienes y la pieza que vas a poder lucir muchísimas veces adaptándose a cualquier moda.

Sólo así se consigue el equilibrio perfecto entre el diseño avant garde, ése que hace que desees obsesivamente algo cada temporada, y el carácter atemporal que hace que ciertas cosas perduren en el tiempo. Es entonces, cuando tienes esa absoluta libertad para crear, sin límites estéticos y sin miedo a la mezcla, cuando nacen obras insólitas, trascendentales y eternas.