¿Por qué no hacer enoturismo en Semana Santa? Visita Barbastro

Barbastro: Conoce el patrimonio de esta hermosa ciudad y recorre las mejores bodegas de la zona, con numerosas actividades de enoturismo.

Ya el nombre de este territorio oscense, antesala a las primeras sierras pirenaicas del sur, tiene una sonoridad particular.

Comprobar si todo lo que nos evoca se corresponde con el destino es tan fácil como plantarse aquí y recorrerlo. Nosotros hemos elegido una forma muy hedonista de hacerlo: siguiendo los itinerarios y propuestas de la Ruta del Vino de Somontano (www.rutadelvinosomontano.com).

“Barbastro: Conoce el patrimonio de esta hermosa ciudad y recorre las mejores bodegas de la zona, con numerosas actividades de enoturismo.”  ¿Por qué no hacer enoturismo en Semana Santa? Visita Barbastro festival vino somontano

Nuestra escapada empieza en Barbastro –a 56 km de Huesca–, localidad que históricamente ha sido capital de la comarca por estar en una confluencia de caminos, junto al río Vero. Esto le confiere también una particular fisonomía, con numerosos puentes y curiosos edificios que bordean las márgenes fluviales.

Aquí se firmaron los esponsales de Ramón Berenguer IV, Conde de Barcelona, y Doña Petronila, hija del rey Ramiro II, que unieron Cataluña y el Reino de Aragón, dando lugar a la Corona de Aragón.

Un recorrido por el Centro de Interpretación del Somontano (Complejo de San Julián. Avda. de la Merced, 64. Entrada: 2 euros), te adentrará en su historia y patrimonio y te permitirá organizar tu visita. Al lado se encuentra el Espacio del Vino de la D.O. Somontano (entrada gratuita), el mejor lugar para saberlo todo sobre los caldos de esta región.

“Barbastro: Conoce el patrimonio de esta hermosa ciudad y recorre las mejores bodegas de la zona, con numerosas actividades de enoturismo.”  ¿Por qué no hacer enoturismo en Semana Santa? Visita Barbastro museo diocesanoMuseo Diocesano

Otra visita obligada es la del Museo Diocesano Barbastro-Monzón (Plaza del Palacio, 1. Tél. 974 31 55 81. Entrada: 4 euros). Está ubicado dentro del Palacio Episcopal, del que ha conservado la fachada del siglo XVI aunque su interior ofrece un espacio de arquitectura vanguardista, abierto, etéreo. Además, su colección de arte religioso nos lleva a hacer un viaje por el arte occidental de los últimos mil años, desde el románico al barroco.

Y, si vienes en las últimas semanas de marzo, podrás participar en la Fiesta del Crespillo, que se celebra el domingo más próximo al 25 de este mes, día de la Encarnación.

El crespillo es un postre tradicional cuyo fin es propiciar la buena cosecha de las olivas. Se elabora con hojas de borraja rebozadas en una masa de huevo, leche, harina, azúcar, anís y naranja que después se fríen en aceite de oliva. En algunos pueblos untaban con ese aceite las yemas de los olivos, en un ritual de fecundidad.

De bodega en bodega

Pero el paisaje de Barbastro y del Somontano se conoce sobre todo por sus campos de vides y en una excursión a esta comarca no puede faltar la visita a alguna de las numerosas bodegas.

“Barbastro: Conoce el patrimonio de esta hermosa ciudad y recorre las mejores bodegas de la zona, con numerosas actividades de enoturismo.”  ¿Por qué no hacer enoturismo en Semana Santa? Visita Barbastro Vi  as del VeroViñas del Vero

Comienza por Viñas del Vero (entrada: 5 euros). Aquí aprenderás a identificar los aromas del vino en su Jardín de los Aromas y recorrerás los viñedos donde nacen los mejores vinos de la bodega. La visita se completa en Blecua, que hace un único vino tras seleccionar los mejores viñedos, racimos y barricas. Esta exclusividad se extiende a otra actividad que tiene lugar cada año en Blecua: los encuentros gastronómicos Días de vino y trufas, en los que prestigiosos cocineros, gastrónomos y restauradores se dan cita para rendir culto a la trufa de Graus, junto a los vinos de la bodega.

“Barbastro: Conoce el patrimonio de esta hermosa ciudad y recorre las mejores bodegas de la zona, con numerosas actividades de enoturismo.”  ¿Por qué no hacer enoturismo en Semana Santa? Visita Barbastro Bodegas LausBodega Laus

Si te gusta la arquitectura de diseño, aquí encontrarás bodegas con esas características, como Irius o Laus (visita: 5 euros). Laus significa elogio, alabanza y es un homenaje a la tierra de la que nace la vid. Su logotipo está extraído del I Ging chino y simboliza la tierra. Las vigas de madera que recubren parte de la fachada de hormigón armado pintado de negro hacen referencia a esa simbología. Junto a las visitas y un restaurante, la bodega ultima un hotel y un wine spa.

Mientras, para alojarte en una bodega puedes optar por la casa rural que propone Sers, en Cofita, con actividades de enoturismo. La antigua casa de labranza, adosada a una ermita románica del siglo XIII, se ha restaurado y convertido en una casa rural: Casa Canales (desde 50 euros, habitación y 180 euros la casa completa), en la que disfrutar del vino, el campo y la tranquilidad.

Si prefieres que te preparen las excursiones o te organicen un programa, también encontrarás empresas como Enodestino que ofrece paquetes ya diseñados o curiosas actividades como un Taller de elaboración de vino (precio 15 euros), donde divertirte siendo enólogo por un día.

El bosque de hierro

Si tienes alguna duda de que todo lo referente al mundo de los vinos es un verdadero arte, la eliminarás en las Bodegas Enate (visita: 3 euros), uno de los referentes en cuanto al enoturismo en Somontano. Además de los cursos de cata, un restaurante o una sala de aromas, en Enate se puede disfrutar de un recorrido museístico con obras de Saura, Chillida, Beulas, Tàpies, Frederic Amat, Eduardo Arroyo o Torner, entre otros. Las etiquetas de sus vinos son las reproducciones de esas mismas obras. Y hasta al mismo viñedo han llevado el arte con la instalación de El Bosque de Hierro, un conjunto de vigas que parecen cobrar movimiento con sus formas retorcidas y curvadas.

“Barbastro: Conoce el patrimonio de esta hermosa ciudad y recorre las mejores bodegas de la zona, con numerosas actividades de enoturismo.”  ¿Por qué no hacer enoturismo en Semana Santa? Visita Barbastro El Bosque de Hierro en las Bodegas EnateEl Bosque de Hierro, en las Bodegas Enate

Con todos lo sentidos

Dicen que si vas una vez, vuelves. Se trata del Festival del Vino, organizado por la Ruta del Vino Somontano –cuatro días a primeros de agosto– y que este año celebra la 15ª edición. De día, se pueden visitar bodegas o realizar cursos de cata. Las noches comienzan con la Muestra Gastronómica (4 tickets: 5 euros), en la que se pueden degustar los vinos de la zona acompañados por tapas con productos locales, y continuar con un concierto o espectáculo musical (entre 20 euros y 50 euros, el abono de 4 noches).

Vía: @ELLE